Amores de para siempre

IMG_20151128_113906
San Juan

En un pueblo no lejano,
en unas tierras muy llanas,
en un invierno muy frío y
con mucha, mucha escarcha.
Al lado del cementerio,
en una iglesia caída,
San Juan se llamaba el templo,
allí se nos iba el día.
Entre aquellas viejas ruinas,
una tarde coincidimos,
poco a poco intimamos,
y al final nos conocimos.
Tú eras un bella niña,
yo sólo un adolescente.
Los dos unos soñadores,
seguidores de utopías,
de amores de para siempre,
de gracias y de alegrías.
La vida de cada uno
siguió diferentes vías.
Después de unos cuantos años,
otro invierno coincidimos.
Esta vez en un colegio,
donde nuestros hijos iban.
Apenas nos dijimos nada,
con las miradas valía.
Volvimos a aquellos tiempos,
de gracias y de alegrías,
y aunque sólo un momento
vivimos la fantasía.
Se nos vino a la cabeza
aquel no lejano pueblo,
y aquella iglesia caída,
al lado del cementerio.
Te ví. Y seguías siendo
aquella bellísima niña.

5 de diciembre de 2016

Anuncio publicitario

4 comentarios sobre “Amores de para siempre

Agrega el tuyo

Responder a Alberto Blanco González Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: