Esclavas del hogar

MINI RAP

Fregar, barrer, limpiar,
coser, planchar, cocinar.
Un día, otro, y otro más.
Estoy hasta el moño de trabajar.
Ama de casa lo llaman,
para mí: Esclava del “puto” hogar.
Cuándo entenderá quien deba,
que no basta con decirlo.
Debe de reconocerse.
La mujer ama de casa
debe ser recompensada.
No con buenas intenciones,
sí con una buena paga.
Con unos cuantos euritos,
y no con dulces palabras.

A pesar de todo,
afortunada me siento,
porque a muchas compañeras
ni siquiera las respetan.
Las humillan, las maltratan,
e incluso algún malnacido y
cobarde, muy cobarde
las pega, las mata.

20 de noviembre de 2016

Anuncios