Una canción para imaginar

 

Una canción para imaginar (Che sarà)

Yo que pensaba que no tenía tiempo para volverme a enamorar.
Y apareciste tú.
Tú que creías que no te quedaba más amor para dar.
Pero esa no eras tú.
Yo salí aquella tarde de agosto como otras tantas a pasear.
Y de repente tú.
Tú que te cruzas y te paras junto a mí a escuchar
a aquel chico sonriente que,
acompañado de su guitarra,
cantaba la vieja canción de Jimmy:

¿Che sarà, che sarà, che sarà
che sarà , della mia vita chi lo sa?
So far tutto o forse niente ma domani si vedrà,
e sarà, sarà, quel che sarà.

Y acabamos cantando
¿Quién iba a imaginar?
Tú, yo, y esa canción.
La música, la vida, lo que vendrá.
¿Quién puede imaginar qué será?
Cualquiera.
Aquellos dispuestos a soñar,
deseosos de vivir y de cantar.

Tú eres aquella niña
con la que cuando era chico soñaba.
Aquella que cuando oía esa canción
en mi pequeño pueblo imaginaba.

Y ahora aquí estás. Conmigo.
Para amar, para cantar.

 

14 de agosto de 2019

 

Anuncios
de Alberto Blanco González Publicado en Poesía Etiquetado

Amor en verano

Quisiera saber qué piensas
cuando ves un mar hermoso.
Yo suelo pensar en ti.
En que estás al otro lado.
O quizás aquí conmigo,
pues puede que tú también
estés lo mismo pensando.
Imagino que tú al ver
una noche despejada,
con estrellas en verano,
te acordarás de nosotros,
de aquellas noches primeras
de ese amor aún iniciando
que nos trasladó hasta el cielo
y que pudimos tocarlo.
No he logrado olvidarte,
más bien todo lo contrario.
Cuando veo algo hermoso
y sobre todo en verano,
me hace viajar en el tiempo.
Me ilusiono imaginando
que tú me veas contigo
en algún pensamiento aislado,
cuando mires el amanecer
o alguna puesta de sol,
de esas que juntos vivimos
en un tiempo solo nuestro,
en un tiempo ya pasado.

 

 

13 de julio de 2019

de Alberto Blanco González Publicado en Poesía

Me acompañas

 

 

Camino por senda oscura,
pero tu luz me acompaña.
Cuando oigo ruido me asusto,
pero enseguida tú me hablas.
Alguna vez desespero,
también rio a carcajada
porque la vida es como es,
un peregrinar del alma
que siempre es más llevadero
cuando hay alguien que acompaña.
De esa forma sigo yo
caminando sin parada.

Alguna vez me pregunto
¿por qué he caminado solo?
Seguro porque no te hallaba.
¿Por qué tardé en encontrarte?
Puede que no me fijara.

10 de julio de 2019

de Alberto Blanco González Publicado en Poesía

Pensar. No solo es una rosa

Camino por caminar.
Me enredo en banales pensamientos
para evitar el PENSAR.
Perdí aquella concepción del sentido de mi vida
que desde joven creé.
Ahora me siento vacío
y es que no encuentro razón
de la injusta realidad.

La rosa que se marchita
desde siempre se amustió.
Pero solo es una rosa.
Ese niño,
solo grande en su miseria,
que con nada se conforma,
siempre y sin más, se adaptó.

Gritos que ya no se escuchan.
Lamentos de todo un pueblo.
Solo palabras de memos,
indecentes vividores,
que engañan a parcos de conocimiento
con sus bellos circunloquios,
con sus frases tan correctas,
defensoras de lenguajes
solidarios, de igualdad,
que dicen hablar por ellos,
por todos los no escuchados.
Qué mentira o no verdad.
Pero enseguida se muestran,
aunque muchos no lo advierten.

Esto es así sin remedio.
Y por siempre continúa.
De una orilla y de otra orilla.
Da igual
La corriente sin más prosigue,
y hay que buscarse una barca
o aprender bien a nadar.
Un poco triste el camino,
y más cuando solo es
caminar por caminar.

 

7 de julio de 2019