Tierra vacía

Navidad intensa.
Tierra vacía.
Navidad con pena.
Tierra olvidada.
Navidad en soledad.
Con recuerdos que no pasan.
Navidad viva y navidad mágica.

Mirar al cielo ya dormido
desde esa tierra extensa,
desde esa tierra tan llana.
Percibir el infinito.
Y esos sueños imposibles
que se acercan a los niños,
a personas de bonanza.
Las estrellas que allí lucen
te acogen y te acompañan.
Siempre iluminando el camino,
hasta un regreso final a casa.

Navidad de aquellos pueblos,
perdidos entre la nada,
pueblos con los que uno sueña
porque siempre serán la casa
de aquella Navidad Feliz,
y nunca más olvidada.
Igual que aquella tierra extensa,
aquella tierra tan llana,
donde vivimos soñando
con alcanzar ese cielo,
que desde allí contemplábamos,
y que solo más tarde entendimos
que solo allí, y desde allí,
lo soñáramos.

Desde esa tierra vacía,
desde esa tierra olvidada,
percibimos la belleza,
la sencillez y la magia.
Gracias a esas tierras nuestras,
a esas tierras olvidadas,
a las tierras casi vacías,
a las tierras desgarradas
después de tanto abandono.
Seguro renacerán
como sueños imposibles,
pues sus gentes son conscientes
de su origen, de su casta,
y por eso ayudarán
a llenarlas de esperanza.

¡Feliz Navidad!

ABG

22 de diciembre de 2021

de Alberto Blanco Publicado en Poesía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s