Bullicio (El sueño de la razón produce monstruos)

El sueño de la razón produce monstruos (Francisco de Goya) Museo del Prado

 

Como una callada ausencia
me desdoblo en el silencio,
busco en el bullicio del alma
el fin de un desasosiego,
que hace algún tiempo resuena
aunque siempre estuvo adentro.
Mis temores no se espantan,
sí que a veces se refugian
en cuevas y nidos viejos.
Son todos bien conocidos
y también muy respetados,
pero siempre combatidos.

De vez en cuando se olvidan
pero,
después de un dormir latente
aparecen como nuevos.
Luego y muy serenamente,
esos temores me dejan,
y puede que un día regresen
como hechos ya realizados
de un acontecer dolido.
Sin embargo y hasta ahora,
he logrado levantarme,
buscando entre mis adentros
la luz del alma escondida.

Esta sociedad espanta
cuando la miras de afuera.
Hay que mirar desde adentro
y salir para comerla.

 

29 de marzo de 2019

Anuncios

Nuestro pequeño

Foto del PAIS del 26 de enero de 2019 Vecinos de Totalán~2.jpg

Vecinos de Totalán. Foto de EL PAIS del 26 de enero de 2019

Sensación indescriptible,
ensoñación despertada,
lágrimas de los lamentos
de esa gente ya olvidada.
¿Dónde están esos consuelos
que antes nunca nos faltaban?
Ya no se ven esas luces,
esos focos tan molestos
que siempre acompañaban.
Ahora ya se fueron todos
y la soledad espanta,
provoca
la sequedad del lamento
y la desesperación del alma.

Cuídate bien mi pequeño.

Qué tristeza la que viven
cuando la oscuridad se afianza.
Qué soledad tan espesa,
qué silencio que arrebata
a la sombra la locura,
a la levedad pesada
del espíritu de un niño
que se ha perdido en la nada.

Cuídate bien mi pequeño,
vive el tiempo de tu infancia,
recréate siempre en tus sueños
y disfruta de la calma,
del poco camino andado,
de la eternidad ganada.

26 de enero de 2019

de Alberto Blanco González Publicado en Poesía