El verbo

 

img_20160929_180957_863

¿Por qué siempre estoy expectante
esperando a que suceda,
buscando nuevos destinos,
buscando de nuevo metas?

 Será la insatisfacción,
o el deseo de transcender.
¿Por qué necesitaré escribir?,
¿por qué desearé aprender?

 Es de verdad un placer,
o una necesidad vital,
o las dos cosas tal vez.

 Lo primero fue el verbo,
como dijo ya San Juan.
Y después del verbo  qué,
sigo y sigo preguntando
una, y una, y otra vez.

Pues quizá la realidad.
Seguro la realidad.
Imagino, escribo,
y de esa manera vivo.

14 de septiembre de 2016