Soneto I

Primer soneto

Versos deseados que empiezo triste
como polvo de ceniza en el viento,
como gota de lluvia en el desierto
y los árboles que tras fuego viste.

Todo por tanto tiempo sin sentirte.
Tiempo de añoranzas y recuerdos,
de palabras enviadas contra viento,
que se escapan como humo sin nutrirte.

Cuando te fuiste sufrí la despedida,
sentí no haberte dicho nunca que,
solo, solo a ti, era a quien yo quería.

Ahora me pillas escribiendo. Lees.
Tu cara, tu sonrisa, tu alegría.
Tu mirada. Te delatan. ¿Me amas? ¿Qué?

 

ABG

12 de junio de 2022

de Alberto Blanco Publicado en Sonetos