Soneto I

Primer soneto

Versos deseados que empiezo triste
como polvo de ceniza en el viento,
como gota de lluvia en el desierto
y los árboles que tras fuego viste.

Todo por tanto tiempo sin sentirte.
Tiempo de añoranzas y recuerdos,
de palabras enviadas contra viento,
que se escapan como humo sin nutrirte.

Cuando te fuiste sufrí la despedida,
sentí no haberte dicho nunca que,
solo, solo a ti, era a quien yo quería.

Ahora me pillas escribiendo. Lees.
Tu cara, tu sonrisa, tu alegría.
Tu mirada. Te delatan. ¿Me amas? ¿Qué?

 

Albert0Blanco

12 junio de 2022

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: