Carta de una poetisa

No quiero parecer pretencioso, solo quiero compartir la alegria que me causa recibir un comentario como el que trascribo a continuación. Es un comentario recibido a través de mi correo electrónico, y que reconozco me ha emocionado. Desde luego cuando uno escribe lo que siente, con los miedos que eso conlleva, y hay alguien que te transmite que ha experimentado algo al leerlo, o que simplemente te manifiesta que le gusta, te provoca una gran satisfacción, y una complicidad y cercanía difícil de expresar.

Por eso, y solo por eso, comparto con quien tenga a bien leer este pequeño blog su escrito, y quiero transmitir mi agradecimiento a Nidia, por mandarme este comentario sobre mis libros, y con él, transmitirme una motivación especial para seguir mostrando mis poemas y demás textos con los que, dicho sea de paso, disfruto grandemente al escribirlos.

 

Hola Alberto,

He leído tus dos libros. Más de una vez.
La primera pasada fue rápida, producto de la glotonería literaria.
La segunda vuelta es cuando afloran las palabras, los sentimientos, las intenciones.

Comencé por Paisajes Interiores, me pareció el orden natural.
Me sorprendió la claridad del lenguaje, la pureza de los sentimientos.
Pronto se distingue la influencia de Antonio Machado,
en cuanto al tratamiento de temas cotidianos, la repetición
de frases o conceptos que le dan un ritmo casi musical.

Luego Solanas, Silencios y Musas, donde hay una clara evolución,
pasando de lo descriptivo a lo más íntimo, desnudando y exponiendo
sentimientos, o fantasías, pero no por ello menos reales.
Con lenguaje claro y estilo sin pomposidad, se abordan los
temas más trascendentales como el amor, el desamor, la vida y la muerte.
Creo que es un libro que pueden leer tanto adultos como niños,
ya que transmite altos valores morales y, aun cuando hay tristeza,
queda abierta una puerta a la esperanza y el optimismo.

Tus libros me han gustado mucho. Diría que eres un Machado
moderno, cantándole a la vida con sentimiento y, a la vez, inyectando
frases que invitan a la reflexión y a la relectura, que
es lo mejor a lo que puede aspirar un poeta.

Es la opinión de una poetisa aficionada, nada más.

Saludos,
Nidia

Anuncios

En el Colegio Diocesano San Ignacio

Gracias al Colegio Diocesano San Ignacio de Ponferrada por permitirme hablar en su semana cultural de mi poesía. Gracias por su trato y atención.

Es un privilegio estar con estos chavales de la ESO y con sus profesores.