La noche

 

La oscuridad de la noche nos reaviva los recuerdos. Despeja mucho las dudas que se crean en el día. Los problemas importantes la noche relativiza. De las cosas más sencillas nos enseña su tesoro. La oscuridad de la noche nos ilumina el camino. Permite ver los errores, resetear nuestro estado, y plantear el destino.

Por contra la luminosidad del día con frecuencia nos consume.

La vida se da un respiro para renacer al alba.

Hermosa y provechosa noche. Por eso es que la prefiero. Durante la noche amo, vivo y siento. En el día sólo gano el derecho a disfrutar la belleza de esa sombra.

 

LA NOCHE

Hermosa y provechosa noche.

Parte grande de la vida.

Pocas personas andando,

algunas pocas perdidas.

Caminantes solitarios,

andando más bien deprisa,

buscando ya su descanso.

La noche inspira a poetas,

y a muchos otros artistas;

a los que sueñan despiertos

y sobre todo de día.

Por la noche sólo viven.

La noche les da verdad,

y por eso es un misterio.

La oscuridad de la noche nos ofrece lo real,

sin engaños, sin mentiras.

Sus sombras de luz de luna, 

escasos ruidos, sonidos limpios y claros,

para algunos algo extraños,

nos enseñan a mirar,

a verlo todo por dentro, 

a saber diferenciar.

Hermosa y provechosa noche.

En tu soledad me abrigo,

me recojo en tu manto

y me convierto en un niño. 

Fantaseo con mi suerte,

imagino el nuevo día.

Me entiendo hablando contigo

y a mí mismo me descubro.

Hermosa y provechosa noche.

Luna llena o con lunar.

Hermoso manto es el tuyo

que me sabe cobijar.

18 de junio de 2017

Anuncios