Basta ya de guerras

¡Qué pena de guerras y violencia! ¡Qué difícil de entender!
Para los mismos de siempre qué fácil de provocar.

Caminando por el campo
en el suelo vi que había
una carta ensangrentada
de 40 años hacía

Era de un paracaidista
de la octava compañía
que a su madre le escribía
y la carta así decía:

Madre anoche en las trincheras
entre el fuego y la metralla
vi al enemigo correr
la noche estaba cerrada

Apunté con mi fusil
al tiempo que disparaba
y una luz iluminó
el rostro que yo mataba

Era mi amigo José
compañero de la escuela
con quien tanto yo jugué
a soldados y a trincheras

Ahora el juego era verdad
y a mi amigo ya lo entierran
Madre yo quiero morir
Ya estoy harto de esta guerra

Madre si vuelo a escribir
tal vez sea desde el cielo
en donde encontraré a José
y jugaremos de nuevo

Si mi sangre fuera tinta
y mi corazón tintero
con la sangre de mis venas
te escribiría «te quiero»

Lara, lara, lara, la (Param, pam, pam)
La-ra, la-ra, la-ra, la-ra (Uh, ah-uh)
Lara, lara, lara, la (Param, pam, pam)
La-ra, la-ra, la-ra, la-ra

Fuente: Musixmatch

Autores de la canción: Tradicional