Me acompañas

 

 

Camino por senda oscura,
pero tu luz me acompaña.
Cuando oigo ruido me asusto,
pero enseguida tú me hablas.
Alguna vez desespero,
también rio a carcajada
porque la vida es como es,
un peregrinar del alma
que siempre es más llevadero
cuando hay alguien que acompaña.
De esa forma sigo yo
caminando sin parada.

Alguna vez me pregunto
¿por qué he caminado solo?
Seguro porque no te hallaba.
¿Por qué tardé en encontrarte?
Puede que no me fijara.

10 de julio de 2019

Anuncios
de Alberto Blanco González Publicado en Poesía