Procesión

img_2499-1

El paso ocupa la rúa, bailando al son de un tambor. 

La gente en silencio escucha mientras piensa en su oración.

Qué belleza de figura, qué tristeza cuando pasa,

qué sufrimiento transmite, qué grandeza de expresión.

Tantas y tantas gentes, y con tanta devoción, 

y aunque sea ya costumbre,

cada año nuevamente el sentimiento renace,

la gente lo espera, explosiona, llora,

una y otra, generación y generación. 

Este año hasta la luna quiso manifestar su  pesar,

como ya lo manifestó aquel día

que año a año se recuerda

en cada grande o sencilla,

desolada o muy repleta,

anónima o reconocida,

pero siempre muy sentida,

procesión tras procesión.

Procesión del pueblo humilde,

que transmite su creencia con su arte y su pasión.

19 de abril de 2019

de Alberto Blanco González Publicado en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s