Mis compañeros de viaje

 

Hacia el andar más despacio
se encamina mi existencia.
La huella que voy dejando
la borran las inclemencias
del tiempo que va pasando
según recorro el camino.

A la vez que sigo andando
la gente que me acompaña,
 la que a ratos va conmigo,
 siempre ayuda a recordar
que a pesar de algunos baches
no es en vano el caminar.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: